Publicado el

Leer: una semilla que crece en casa

Ilustración: Guillermo Cubillos

La lectura hoy en día es un concepto bastante amplio y plural. Se leen muchos textos y se lee de muchas formas. Sin embargo, este maravilloso encuentro con la palabra comienza con una semilla que ha sido sembrada con afecto en el hogar, porque definitivamente los padres son las primeras voces y las primeras manos que nos acercan a los libros de nuestra infancia.

  • La lectura es un acto espontáneo y cálido, que comienza cuando familiarizamos a nuestros hijos con la tradición oral de poemas, retahílas, arrullos y canciones.
  • Promueva encuentros con sus hijos desde la primera infancia, en los que comparta con ellos juegos y palabras. El tiempo de calidad, por muy corto que sea es un abono para que esa semilla germine.
  • Libros con muchas imágenes podrán ser valiosos compañeros de encuentros, para pasar páginas e inventar historias. El niño encontrará que el lenguaje puede construir mundos.
  • Lea con frecuencia a sus hijos, especialmente antes de dormir. Esta experiencia dejará un recuerdo afectivo imborrable y sembrará el placer por escuchar historias.
  • Compre libros a sus hijos que ya leen de manera autónoma, libros que sean cercanos a sus intereses, que ellos lean con gusto porque los escogen de manera compartida. Conviértase en un modelo lector, dedique tiempo a la lectura y comente algunos de los hallazgos de sus experiencias lectoras.
  • Pregunte a sus hijos sobe los libros que están leyendo, muestre interés por lo que cuentan, lea usted también los mismos libros para que pueda compartir conversaciones con ellos.
  • No descarte las lecturas que sus hijos hacen, ya que cada edad tiene intereses muy distintos. Haga énfasis en la compañía que los libros ofrecen y en lo mucho que pueden ayudar a explorar el mundo.
  • Recuerde que la lectura tiene muchas opciones, no solo la literatura en su forma de narrativa y poesía, sino también el ensayo, la no ficción, los libros álbum, las revistas…
  • No son los grandes actos sino los pequeños detalles, como una pregunta, una conversación espontánea, un libro comentado en el momento oportuno o una película que lleve a una obra literaria los que tejen esta maravillosa urdimbre de encuentros.

Fanuel Hanán Díaz – Escritor y crítico literario
Especialista en literatura infantil.